Mundo Delicioso

Latest News

¡No comas por ansiedad!

Comentarios desactivados en ¡No comas por ansiedad!

En este mundo acelerado, todos estamos expuestos a sufrir ansiedad. Ya sea por la presión de trabajo, tráfico, cuentas por pagar, familia, o salud, el ser humano es susceptible a estar demasiado preocupado por mil y un cosas que pueden afectar su rendimiento en la vida diaria y desencadenar conductas dañinas para el cuerpo como lo es: comer por ansiedad.

Existen dos grandes problemas cuando nuestra ansiedad se relaciona con la comida y es: comer en grandes cantidades en momentos muy específicos del día, o rechazar completamente la comida. Recordemos que en nuestro país, cifras del INEGI indican que los trastornos alimenticios aumentaron en un 300% durante los últimos 20 años y estas cifras se dispararon a causa del estrés al que actualmente estamos sometidos.

La regulación de las emociones en nuestro cuerpo está ubicada en el hipotálamo y es ahí en donde también se encuentran percepciones como el hambre o la sexualidad, es por eso que cuando se acumulan emociones fuertes en tu cuerpo como temor o tristeza, inmediatamente se alteran otras, debido a que el cerebro trata de regularlas, en este caso el hambre es una de las principales señales que tu cuerpo recibe al alterarlo con ansiedades.

La glucosa y dopamina disminuyen con la ansiedad, y son las principales responsables de que el cuerpo genere repentinamente apetito y necesidad de estos elementos, normalmente el hambre se va en una persona cuando sufre depresión y, en casos de angustia o estrés, se pueden detonar problemas en su ingesta de alimentos.

Desgraciadamente la comida sólo puede llegar a llenar temporalmente la sensación de vacío que sentimos por ansiedad, sin embargo estas comilonas sólo suponen un desbalance para nuestro organismo ya que no respetamos las comidas normales, ni la ingesta de calorías necesarias para nuestro cuerpo. Llenarlo innecesariamente puede llegar a implantar pensamientos que desencadenan graves enfermedades como la anorexia o bulimia.

Photo by Undrey / Shutterstock.com

Photo by Undrey / Shutterstock.com

Uno de los mejores consejos para evitar la ansiedad y generar un desbalance en nuestra alimentación es ser conscientes del valor nutrimental que queremos impregnarle a nuestro organismo, entre más conciencia se tenga, más fácil seguiremos nuestros objetivos nutricionales.

Recordemos que en casos como los snacks, no pueden ser de ninguna manera un sustituto para la alimentación básica, sino un complemento para consentir y generarle un momento delicioso a nuestro cuerpo.