Mundo Delicioso

Latest News

El aire en la oficina ¿nos hace menos inteligentes?

Comentarios desactivados en El aire en la oficina ¿nos hace menos inteligentes?

El agotamiento tras varias horas de trabajo es una situación habitual para muchos de nosotros.

En la actualidad, algunas empresas han implementado cambios en el mobiliario o, incluso, en el diseño de todo un edificio en pro de mejorar las áreas para laborar, respondiendo a las necesidades de bienestar y equilibrio emocional de los colaboradores.

Un estudio llevado a cabo por científicos de la Harvard T.H. Chan School of Public Health, la State University of New York Upstate Medical y el Centro de Excelencia de la Universidad de Siracusa en Nueva York, advierten que el aire que circula en una oficina puede ser el responsable de daños no sólo a la salud, sino también al desempeño de nuestro cerebro.

De acuerdo con los investigadores, la inhalación de “aire sucio” en una oficina mal ventilada disminuye nuestra capacidad cerebral hasta más de un 50%. El experimento lo realizaron al concentrar a 24 voluntarios en un espacio repleto de oficinas durante 6 días. Estos cumplieron su estancia con jornadas de 9:00 am a 5:00 pm sometidos intencionalmente a altos niveles de dioxido de carbono y compuestos orgánicos volátiles, lo que simulaba las condiciones bajo las que muchos trabajadores se encuentran actualmente.

shutterstock_204774604

Photo by Rawpixel.com / Shutterstock.com

Los expertos realizaron las pruebas de rendimiento cognitivo y de inteligencia antes, durante y después del tiempo en el que estuvieron ahí, mejorando sus resultados hasta en un 61% en los días en los que los niveles de CO2 y COV eran más bajos.

En los días calificados como “verdes +” en los cuales se contaba con ventanas abiertas al aire libre y niveles de COV muy bajos, su rendimiento mejoró aún más con respecto al resto de días (un 101%).

Esto sin duda demuestra que hay una relación directa con el desempeño mental y la calidad del aire en el que pasamos nuestro día, por lo que, para ser más productivos en el trabajo necesitamos un entorno adecuado que no sólo responda al mobiliario bonito.

Así que ya lo sabes, si notas que tu rendimiento o tu procesador principal –cerebro- no responde correcta o coherentemente a los estímulos en el trabajo, es momento de abrir las ventanas o salir un momento para respirar hondamente un poco de aire fresco, un momento de bienestar y salud en la oficina, a nadie nos cae mal.