Mundo Delicioso

Latest News

Alto a los mitos ¡la leche materna es la mejor opción!

Comentarios desactivados en Alto a los mitos ¡la leche materna es la mejor opción!

Sin duda, la leche materna es el mejor alimento para los bebés y, por esta razón, el amamantar es una actividad que debe ser excluida de todo mito o rumor infundado.

En el pasado, cuando no existía la información médica que tenemos ahora, habían miles de creencias que giraban alrededor de tema de los nutrientes, la producción y algunas prohibiciones en la actividad que sólo confundían a las madres primerizas y que no mencionan los múltiples beneficios que conlleva el lactar a un pequeñín.

Amamantar no es una tarea fácil, es un proceso que requiere de constante aprendizaje conforme las necesidades de ambos, es por eso que enumeramos los principales mitos y proporcionamos información a manera de ayudar a aquellas madres que buscan lo mejor para su bebé.

Poca producción de leche materna
En realidad, ésta es una de las creencias más comunes debido a que las necesidades de cada bebé son diferentes. Recordemos que la pareja mamá-bebé es única, y no se puede comparar a ninguna otra.

Los primeros 3 días después de tener un bebé, el cuerpo está en un proceso natural de recuperación y sólo produce el “calostro” una sustancia amarillenta que contiene un alto contenido nutricional para el bebé y es lo único que necesita en estos momentos. A veces este calostro pueden ser sólo gotitas, o una medida muy pequeña a nuestros ojos, lo cual es completamente normal, debido a que en este momento el bebé tiene el estómago del tamaño de una corcholata.

No es bueno comparar la cantidad que se está produciendo con la medida da un saca leches, ya que este es sólo un utensilio de apoyo pero no proporciona la cuantía real que toma el bebé cuando se pega al pecho. Las mujeres que lactan deben tener la plena seguridad de que se produce la cantidad exacta que el bebé necesita.

La leche que produce mamá no-es-buena
Éste es uno de los mitos más grandes y erróneos. La leche materna no provoca reflujo, cólicos o malestar en el pequeño, al contrario, la lactancia proporciona al bebé un bienestar en su organismo parecido al que nutre la flora intestinal. La leche que se produce es del sabor y consistencia que el bebé necesita, por lo que dejar de dar pecho a un bebé porque ‘no le cae bien’ es una falacia contra la que se debe luchar.

Según datos estadísticos de la Unicef, en México apenas un 14% de las mujeres da leche materna a los bebés de manera exclusiva en sus primeros seis meses de vida, y ocho de cada diez madres da fórmula como método de alimentación debido a que piensan que su leche no es buena, o no está saciando al bebé.

La OMS, reporta que a nivel mundial, menos del 40% de los lactantes menores de seis meses reciben leche materna como alimentación exclusiva. Entre más se dé biberón al bebé, menos actividad de succión habrá con la madre y por esta razón la producción de leche baja considerablemente.

shutterstock_278877779

photo by Rohappy / shutter stock.com

La consistencia y color de la leche materna es rara
Muchas mamás consideran que deben dejar la lactancia debido a que su consistencia es demasiado acuosa y a veces se presenta incolora o demasiado ‘clara’ y se cree que esto no le hace bien al bebé, esta es más bien falta de información.
Al principio de la toma, toda la leche materna tiene un aspecto acuoso debido a que se produce con la intención de primero saciar la sed del bebé para después salir espesa, ya que contiene más grasa y esto proporciona al pequeño la nutrición que necesita.

Comparar el color de la leche materna con el de la fórmula no es un consejo saludable, debido a que son componentes diferentes.

Lactancia = Beneficio para la vida
Además de los beneficios inmediatos para los niños, la lactancia materna propicia una buena salud durante toda la vida. Está comprobado que los adolescentes y adultos que fueron amamantados durante sus primeros años en este mundo, tienen menos tendencia a sufrir obesidad y también son menos propensos a padecer diabetes, sin olvidar que obtienen capacidades cognitivas y de inteligencia mayores a las personas promedio.

Estos son sólo algunos beneficios de la lactancia materna, recuerda que los principales responsables en cuanto a hábitos alimenticios, son los padres.

Sin duda, el conocimiento de los beneficios de la lactancia materna generará más salud al futuro de nuestro país.